19 septiembre 2006

19.

1. Óscar Claros de 70 años,"fue asesinado con arma de fuego... presentaba dos lesiones de arma de fuego en la cabeza... el cadáver se encontraba dentro de una vivienda hecha de lámina."
2. Miguel Ángel Narváez Castillo fue asesinado "por un grupo de individuos".
3. José Adonái Orellana de 42 años fue asesinado, "presentaba dos lesiones de arma de fuego, una en el tórax y otra en la pierna izquierda."
4. "El cadáver de una mujer de entre 25 y 30 años"... "apareció en el estacionamiento de un restaurante... el cuerpo estaba semidesnudo y presentaba una lesión en el maxilar superior." EDH dice: "tenía lesiones con arma blanca. 'Era conocida como Paty'".
5. Fidel Ernesto González Melara de 24 años "fue asesinado a balazos, ayer al mediodía".
6. José Eduardo Hernández de 70 años fue asesinado "a balazos... La vícitma presentaba variso golpes en la cabeza, por lo que suponene también fue lapidado".
.

.
7. Julio César Alvarado Cuedra de 18 años "pereció por lesiones de arma blanca".
8. Wilber Antonio León de 19, murió "a machetazos".
9. Gerber Alexander Pineda Hernández de 19 años, "a la orilla del río... hallaron su cuerpo". Murió "a machetazos".

Mis más sentidas condolencias a los familiares de las víctimas.

Aqui un texto de Sergio Ramírez sobre la violencia y el arte que he encontrado en la revista argentina Página/12:


El niño, el buitre y el cerdo
Por Sergio Ramírez *

Quizá no hay otra fotografía más famosa en el mundo contemporáneo que aquella de Kevin Carter, con la que ganó el Premio Pulitzer en 1994, en la que un buitre vigila pacientemente a un niño agonizante de desnutrición en algún tramo del desierto del Sahara, en Sudán. Nunca se ha dejado de discutir sobre esa foto en los cónclaves de defensores de los derechos humanos y en las escuelas de periodismo, para buscar cómo dilucidar la posición ética del que tiene que informar. Se aprovecha del horror o lo evita. Ahuyenta al buitre o toma la foto.
Y hay otra, no menos dramática, tomada en las vecindades del volcán Casitas, en el occidente de Nicaragua, después de que el huracán Mitch devastó al país en 1999. En el mar de lodo que quedó después del alud que bajó del volcán, el cadáver de un niño desnudo es acechado por un cerdo. Igual que el niño agonizante y el buitre, no hay nada más que ellos dos en la foto, el niño muerto y el cerdo. Con la memoria de esa foto cierro mi novela Mil y una muertes, que tiene por personaje precisamente a un fotógrafo.
Pero hay una última de este mismo año, que difiere de las anteriores. El fotógrafo Chris Anderson carga sobre sus espaldas a una anciana desvalida, para evacuarla de la aldea de Aitaroun, en Líbano, que se halla bajo el fuego de la artillería israelí, mientras otra anciana camina trabajosamente a su lado. Aquí su opción fue distinta. Prefirió ayudar a la anciana que tomar su foto entre los escombros, abandonada a su suerte.
No es tan sencillo afirmar que se trata de dos propuestas contradictorias, una que es ética y la otra no. Hay quienes dicen, para paliar la imagen de insensibilidad que pesa sobre el fotógrafo Carter, que tras conseguir la foto ahuyentó al buitre y sacó al niño del escenario, pero esto tampoco resuelve el problema. El gran debate regresa a su punto de origen y tiene que ver con el papel de quien se halla en el lugar de los hechos para informar. Y tiene que ver también con el papel del artista frente a su modelo. ¿El buitre es el que está en la foto esperando la muerte del niño, o el buitre es el fotógrafo, un buitre profesional? El artista, que como ha dicho Vargas Llosa, vive de la carroña.
Flaubert defendía la absoluta neutralidad de ese artista que se topa de pronto con una composición plástica que le ofrece la propia vida y no puede despreciarla. No opina sobre ella, no entra a hurgar en sí mismo acerca de la justicia moral de lo que contemplan sus ojos. Ve la oportunidad de consumar su papel de artista, nada más. Sólo ve “motivos o pretextos de la naturaleza rica en variedades de crueldad y maravilla, destinados al ojo”.
En Mil y una muertes, Castellón, mi fotógrafo, oculto tras las cortinas de una ventana, retrata el cadáver de su hija y de su yerno que acaban de ser acribillados a tiros en la calle por la Gestapo, cuando están por ser conducidos al gueto de Varsovia. El niño Rubén, su nieto, se ha quedado contra un muro, aturdido por el terror, y también sale en la foto.
La neutralidad, como generadora de arte, y por tanto de belleza, que derrota a los sentimientos o los congela. Porque lo terrible también es bello, si es capaz de conmover. Si el artista ahuyenta al buitre, o al cerdo, y los saca de cuadro, no hay obra de arte. Si el anciano fotógrafo que atisba desde la ventana baja corriendo al oír los disparos antes de tomar la foto, la magia de que es capaz el artista desaparece.
Anderson se perdió de tomar la foto de una anciana desvalida entre las ruinas de lo que hasta hacía poco había sido su hogar, pero en cambio otro fotógrafo encontró su propia oportunidad al retratar a Anderson cargando a la anciana. La piedad, queda visto, también es bella, como lo es el horror. Pero es la piedad registrada por la cámara, que en términos de arte no existiría sin ese registro. Y más allá de la neutralidad que impide escoger entre tomar la foto o no tomarla, el grito de dolor de Castellón será, precisamente, esa foto. ¿No es ésa su manera de involucrarse?
¿Se trata, entonces, realmente de insensibilidad? ¿Quién dice que una imagen de ésas, la del niño frente al buitre o frente al cerdo, no va a ser multiplicada en todo el mundo y tendrá consecuencias de advertencia acerca de los abismos de injusticia que, en lugar de cerrarse, se abren cada vez más? Una foto es capaz de decirlo todo. El niño no representaría esa advertencia solo. Necesita a su lado al buitre.
La belleza siempre está contaminada, nada ocurre por separado. El cuchillo tiene un doble filo igualmente cortante, uno para la crueldad, otro para la compasión. “En el destrozado cementerio se veían esqueletos casi podridos mientras los árboles balanceaban sus frutos dorados encima de nuestras cabezas. ¿No sientes lo completo de esta poesía y cómo supone una gran síntesis?”, dice Flaubert en una carta a Louise Colet.
El niño y el buitre, el niño y el cerdo. El padre frente al cuerpo de su hija asesinada. El olor de los azahares junto al olor de los cadáveres, el gusano en la rama florida, pero los dos filos en armonía dentro del todo que es el cuchillo mismo.
Al fin y al cabo, el artista no es responsable del horror. No lo produce. Y no puede dejar de hacer su oficio, que es registrarlo.

.
* Escritor y ex vicepresidente de Nicaragua. Autor de Sombras nada más y Adiós muchachos, entre otras novelas. De La Jornada de México. Especial para Página/12.


Comments:
Decimonoveno día: 127 víctimas.

Es notable la cantidad de asesinatos premeditados: "Varios hombres llegaron a la casa de Sánchez...uno de ellos lo llamó y cuando salía de su casa le hizo varios disparos" (decimoséptimo día).

Los asesinatos premeditados generalmente son solubles: el asesino es pariente, conocido, o paisano de la víctima. Que el Estado sea incapaz de ajusticiar a estos culpables de fácil ubicación pone en tela de juicio las Leyes de las cuales se dispone, la calidad de los Jueces, la cantidad y calidad de la Policía, así como el soporte logístico y administrativo que se les presta.

¿Dedica nuestro Estado prioridad suficiente a la Justicia y a la Policía?

¿O distrae nuestro Estado sus recursos y atención gerencial en otros temas que, aunque importantes, quizá no sean, literalmente, de vida o muerte?
 
Crees que cabe la posibilidad que personalidades del gobierno eviten confrontar la delincuencia con fuerza, para hacer crecer un poco mas las empresas privadas de seguridad, me parece que hay dueños de empresas de seguridad ligadas al partido en el gobierno... creen que es posible?
 
"me parece que hay dueños de empresas de seguridad ligadas al partido en el gobierno... creen que es posible"

En que pais vives Latin online?

Con esa pregunta das a conocer tu ignorancia de la realidad de El Salvador. CLARO! no solo es posible,PERO ESA ES LA REALIDAD. Rodrigo Avila es dueño de las compañias de seguridad privadas mas grandes de pais, ademas de ser sueño de una compañia de servicios de rastreo por satelite para los carros nuevos robados, siendo asi, crees que no le conviene tanta delincuencia? Si Avila es uno de los que mas se esta lucrando de esa delincuencia. Ademas de eso solo mira que es ARENA el que se opone al desarmamento de la poblacion porque muchos de sus funcionarios tienen importadores y ventas de armas.

Por eso mientras siga ARENA en el poder seguira habiendo delincuencia porque es un gran negocio para ellos , el cual ellos no estan dispuestos a perder facilmente. Solo mira como se ha desbordado esa delincuencia en los años de gobierno arenero. VALE VERGA!
 
¿Dedica nuestro Estado prioridad suficiente a la Justicia y a la Policía?

LA RESPUESTA ES NO!!!! PORQUE EL ESTADO SALVADOREÑO ESTA MUY, PERO MUY OCUPADO PROMOVIENDO EL "PAIS SEGURO".
 
No creo ser ignorante de la realidad nacional, mas bien hice la pregunta como manera de debate, y para que alguien respondiera no a mi, mas bien a otras personas que pueden leer estos comentarios, claro que se que el director de la Pnc es dueño de COSASE ...tengo entendido.
 
"¿O distrae nuestro Estado sus recursos y atención gerencial en otros temas...? "

Claro que contra la vida y muerte aparentemente no se puede oponer más. Pero la verdad es que las cosas no son tan en blanco y negro en la realidad.

Cuando hablamos de vida, pienso que entra en juego la calidad de vida: poder vivir con dignidad y con nuestras necesidades de afecto, alimentacion, salud, vivienda, trabajo y vivencias que aporten significado a nuestras vidas (arte/religión) satisfechas. Y ahi el gobierno tiene mucho que hacer además de asegurarnos un sistema judicial y de seguridad al menos funcional.

Y claro, la vida y la muerte van de la mano. Un niño que no tiene acceso al sistema de salud (porque la madre es analfabeta y esta desempleada) se contagia de dengue hemorrágico y muere. O supongamos ese niño sobrevive. Llega a los 13 y que futuro le depara?

Entonces comienza esa rueda de caballitos: sin educación, sin acceso a la salud, sin una adecuada alimentación, sin trabajo e ingresos.... que aunque pusieramos un policia en cada esquina y un juez a cada caso no resolveriamos.

Me preocupa se pueda pensar que la situación tiene una solución sencilla.

Así a simple vista el que piensa que los recursos no estan siendo adjudicados de manera correcta, y el que piensa que un cambio de partido es la solución, estan del mismo lado de la trinchera.

A mí me parece que hay un vacío político y una agobiante ausencia de visión de nación.

Ay y me comienza a dar vértigo de ver todo tan oscuro...
 
Mientras tanto, en La Nación de Costa Rica se publicó el viernes pasado este artículo:
http://www.nacion.com/ln_ee/2006/septiembre/15/mundo826821.html

Crímenes y sobornos dejan impotente a El Salvador
Mueren 12 por violencia cada día, más que la media latinoamericana
A pesar de oposición oficial, empresarios optan por pagar sobornos


San Salvador. Agencias. El 3 de este mes, el presidente Elías Antonio Saca anunciaba en cadena de radio que la lucha de su gobierno contra la delincuencia es prioridad. Ese mismo día mataron a 12 salvadoreños y 500 fueron asaltados a mano armada.

Así de imparable luce la violencia en El Salvador, en donde a los crímenes y robos se suman ahora las extorsiones de las “maras” (pandillas) a empresarios en varias regiones del país.

La tasa de homicidios del pequeño país está entre las más altas de Latinoamérica: 55 por cada 100.000, el doble del promedio en el continente. Solo en agosto fueron asesinadas 370 personas.

Precisamente en el mismo mes, pero del 2004, Saca dijo convencido: “¡Se les acabó la fiesta!”, lanzando una especie de reto frontal a los 17.000 pandilleros que, en ese momento, se creía que había en su país.

Fue ese 31 de agosto cuando el gobierno recién ingresado presentó el plan supermano dura, una iniciativa con la que Saca ofrecía controlar y perseguir al delincuente y proteger a la población con 12.000 agentes de seguridad y cerca de 500 investigadores.

La mano no ha resultado tan dura –y menos súper–, al punto que, sobre El Salvador, parece estarse posando una “Sombra Negra”. Así se denomina un aparente grupo de exterminio de delincuentes que opera en la provincia de San Miguel.

“Hacemos saber que, vista la ineptitud del Gobierno y la inoperancia o complicidad de los cuerpos de seguridad, renacemos para traer la tranquilidad”, advertía un volante bajo las puertas de casas en esa provincia.

En aparencia los de “Sombra Negra” no están solos, pues los medios de comunicación ya hablan también del “Comando Maximiliano Hernández”.

Pero algunos salvadoreños encontraron otra forma de enfrentar la delincuencia: pagar una tasa a las pandillas para comprar el derecho a vivir sin miedo.

“Negociar con delincuentes, con maleantes, negociar con “mareros”, es negociar con el diablo”, dijo el presidente Saca a inicios de semana para mostrar su oposición a esa salida.

Pero los empresarios dueños de autobuses, uno de los grupos más afectados, prefieren no esperar a que el gobierno actúe porque creen podría ser muy riesgoso.

El martes anterior siete personas armadas con pistolas obligaron a un bus a salirse de su ruta, bajaron a los pasajeros y luego asesinaron a balazos al chofer cobrador antes de incendiar el vehículo.


(Recuadro) ¿Y la supermano dura?
Dos años después

En el 2004, Antonio Saca anunció lo que llamaba una solución integral de cuatro ejes: la prevención y participación ciudadana; la disuasión y persecución; la rehabilitación y la reinserción de los delincuentes.El plan presentó como punta de lanza el trabajo de la inteligencia policial con personal que se movería entre los grupos para identificar a sus líderes y las zonas en las que se desplazan.Incluyó redadas, patrullas, persecuciones y otras medidas preventivas y disuasivas. El plan también tiene un componente humano para buscar la rehabilitación de los “mareros”, borrarles los tatuajes y propiciarles empleos. También se habló, entre otras cosas, de un programa especial de protección a testigos de delitos.
 
"claro que se que el director de la Pnc es dueño de COSASE ...tengo entendido."

OK, asumamos que lo es (para efectos del análisis lógico, es indiferente si lo es o no).

Ahora apliquemos un poco de lógica a este mito de conspiración: que el gobierno fomenta la delincuencia para lucrar con las empresas de seguridad a algunos.

¿Cuántas personas realmente controlan el gobierno? Supongamos, por seguir los mitos de conspiración, que son 14 personas. ¿De qué son dueñas estas 14 personas? De acuerdo a los mitos de conspiración, "la oligarquía" es dueña de los principales activos del país, incluyendo los medios agrícolas, financieros, comerciales, e industriales.

Ahora veamos:

1. "La oligarquía" prefiere que le asalten sus bancos, sus comercios, sus industrias, sus planillas de pago de las haciendas... con tal de tener feliz a R Avila.

2. "La oligarquía" prefiere pagar centenares de millares de dólares a empresas de seguridad para que le cuiden sus activos... con tal de tener feliz a R Avila.

3. Recordemos que quien más tiene, más cosas que cuidar tiene. ¿Quiénes creemos que son los que más dinero gastan en seguridad en el país? ¿Realmente lo hacen con tal de tener feliz a R Avila?


Usando el principio de la parsimonia de Occam, es difícil justificar este mito de conspiración. La explicación más lógica es que la violencia se le ha escapado de las manos al gobierno porque el gobierno ha sido mal gerente de sus recursos.
 
Aqui cloco el enlace a un ensayo bastante completo y bien escrito sobre los tipos de violencia: estructural(social, política, económica,intrafamiliar, cultural) e institucional.

http://www.flacso.org.ec/docs/artvioyseg.pdf#search='tipos%20de%20violencia'

Y menciona un término que hasta ahora no ha surgido en la discusión que es la "violencia como un proceso", y que si bien es cierto gobernantes y sociedad civil somos todos responsables de lo que sucede, yo le añadiría (modestamentede mi parte) el término "histórico". Porque me parece que en gran parte lo que vivimos ahora es resultado de procesos inconclusos derivados de la guerra: justicia, reconciliación, desarme, pluralidad política, derechos ciudadanos (no solo humanos sino ecónomicos también).
 
"me parece que en gran parte lo que vivimos ahora es resultado de procesos inconclusos derivados de la guerra: justicia, reconciliación, desarme, pluralidad política, derechos ciudadanos (no solo humanos sino ecónomicos también"

DEMONOS CUENTA QUE TODOS ESO QUE HAZ DESCRITO, NUNCA VA A CAMBIAR CON ARENA, AL CONTRARIO, LAS COSASA VAN A SEGUIR EMPEORANDO IGUAL O MUCHO PEOR DE LO QUE HAN EMPEORADO EN ESTOS AÑOS DE DICTADURA DE ARENA
 
Claro que la delincuancia es muy cmpleja y es una tarea dificil de solucionar, en el combate de ella, todos quieren jalar por su lado, e influyen muchos factores para que esta cresca... muy acertado lo escrito por el visitador.."se la ha escapado de las manos al gobierno" igual lo creo... alguien dijo: si la guerra fue dura... la pos guerra sera peor.. y ahora vivimos los resultdos de una pos guerra y de uno partido que no ha sabido Gobernar.
 
Hey EV, de donde sacas esos numeros? cual es la fuente de informacion?
 
Si se refiere al número de muertos por actos violentos, le he pedido a EV el favor de llevar el conteo numérico. Me parece el suma lo que aparece en este blog.
 
El conteo es de las víctimas reportadas en esta bitácora. No es necesariamente representativo de los homicidios del país, ya que la autora reporta únicamente lo que aparece en dos matutinos; pero la iniciativa de la autora no es estadística, sino:

[día primero]:
Comienzo este ejercicio con la sensación de estar haciendo algo contra el sentido común. Las personas normales no buscan la muerte. La rehuyen. Quizas buscan la vida. Yo también. Pero no puedo seguir así.
Leo el periódico todos los días. De atrás para adelante. "Porqué" me pregunta mi hijito de 9 años. Prefiero comenzar por las noticias más bonitas - le digo - las de cultura. Al acercarme a las noticias de nacionales, día tras día, me choca lo que veo: los crímenes cometidos, la sordidez de los hechos, y la ligereza con que pasan a sumarse una y otra vez al olvido.
Conversando con un amigo sobre lo que quería hacer con este blog, me hacía una interesante observación: "los muertos no los vemos, no están en la calle, están en las noticias". Me hizo dudar, como si dispusiera a meterme a un mundo de sombras, donde no se reconoce la realidad de la ilusión.
Pero allá voy, estoy dispuesta a ello. Quiero saber...

 
Y que paso con el pais seguro de Tony Saca?

Y no que hace 2 años dijo que "se les acabo la fiesta" a los mareros?
 
19 Septiembre: 9 asesinatos
Acumulados 131
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?