04 septiembre 2006

4.

Entre noticias en el periódico sobre el número de homicidios en agosto (380), el debate en la asamblea sobre la necesidad de retomar el "desarme de la sociedad" y el interés del ejecutivo en aumentar las penas de prisión para menores de 18 años, rescato los nombres de las víctimas que aparecen hoy en los periódicos:
.
1. Miguel Ángel González de 17 años "asesinado a tiros".
2.Tres personas fueron asesinadas por tiros desde un vehículo: Rigoberto Zavala Torres de 17 años, Nahún Adalberto Pineda López de 27 y Julio Méndez de 50.
3. Miguel Alejandro Chicas Ramírez de 20 años. "Tenía cuatro impactos de bala, dos en la cabeza, uno en el cuello y uno más en la espalda..."
4. José Martín Hernández Carranza de 23 años fue "abatido a tiros". En la escena se encontraron más de 30 evidencias, entre casquillos de bala y proyectiles de 9mm".
5. Carlos Mauricio Ayala Rodríguez de 21 años, "atacado en la calle".
6. Miguel Alejandro Chicas de 20 años "asesinado a balazos".
7. Martín N. "atacada a balazos por hombres encapuchados".
8. Pablo Villatoro de 45 años, "asesinado de tres balazos por dos hombres".
9. "Un pandillero falleció por lesiones de arma de fuego."
10."Acribillado un hombre no identificado".
11. Óscar Armando Campos de 36 años, murió por "impactos de bala".
.
Tiros, armas, balazos. Es impresionante la cantidad de armas presentes en nuestra vida diaria. A la entrada del super, del banco, del parqueo, del colegio de los niños, de la farmacia, del museo...
Aqui algunos apuntes breves y dispersos de entre días:

1. Juan Rulfo. Mientras trabajo una pequeña acuarela de una cabeza decapitada, la voz de Juan Rulfo me acompaña desde el CD. Pregunta en medio del relato al que da lectura: ¿y si nosotros nos vamos, quién cuidará de nuestros muertos? Pienso, ¿y nosotros, cuidamos a nuestros muertos? Me recuerdo una frase de José Osorio en su ponencia recientemente en Costa Rica. Decía "Estamos parados sobre hombros de gigantes". Los gigantes son todos aquellos que nos antecedieron, ellos nos permiten alzar la mano y tocar las estrellas.

2. Los Mayas: en un programa de la tele hablan sobre la relación de los mayas con los muertos. Para ellos sus muertos eran su lazo vital con los dioses. Através de los muertos hablaban los dioses, ¿Si nosotros escucharamos a nuestros muertos, qué nos dirían?

3. Animus: raíz común para alma y animal según cuenta Sergio Ramírez ahora que presenta su nuevo libro de relatos. Como el nahual de los indígenas, el espíritu animal. Me imagino un territorio extenso poblado de diversos animales.
4. El negocio de la muerte. El domingo publican los ganadores del certamen de literatura joven de LPG. El cuento ganador trata sobre un "muertero": el que se encarga de conseguir los muertos para que su negocio de funeraria subsista. La Sra. Sol ya lo decía el otro día, las muertes son negocio. Hace unos días reportaban que alrededor de 20,000 guardias de seguridad privados pululan por El Salvador. Sería interesante conocer un poco más sobre los dueños de estas "empresas".

Sigo recibiendo correos de amigos y conocidos. Me siento sorprendida. Había imaginado este sería un camino a recorrer a solas. Me alegra sentirme acompañada, sentir que otras personas comparten mi preocupación por la terrible violencia. Al final incluyo los que me han llegado hoy.

José Osorio me escribe desde Guatemala y me envía estos enlaces que pongo aquí:
www.porlavida.org
www.controlarms.org
Me comenta que desde ese hermoso proyecto que es Caja lúdica colaboran con este de Por la vida en contra de la violencia y la tenencia de armas.

He invitado a algunos de mis amigos escritores a enviar una reflexión breve sobre la violencia. Jacinta Escudos ha publicado ya algo en su blog, he aquí algunas de sus palabras:

"Un blog no cambiará el estado de cosas. Como tampoco lo cambiará un libro, un cuadro, una película. Pero los intentos por hacernos reflexionar sobre este tema tan abrumador me parecen válidos. Será un diminuto grano de arena pero si sirve para lograr que pensemos sobre nuestros propios actos de violencia cotidiana y agresividad hacia los otros, y si sirve para cambiar esa violencia y agresividad cotidiana personal para asumir una actitud de comprensión y respeto hacia los demás y también hacia nosotros mismos, algo se habrá logrado."
.
Manlio Argueta: (Reenviado por MTenorio) Hola María: es increíble que los artistas nos propongamos a contabilizar muertos, ni siquiera las instituciones de seguridad lo quieren. Terrible. Pero es lo real. Leí el blog de Mayra. Lo único que puedo decir sobre del ¿por qué? de la violencia: PORQUE EXISTE UNA CÓLERA SOCIAL que no se ha borrado y puede transcurrir otros veinte años o más para borrarla, aunque no se nota aun que hemos comenzado a querer borrarla, quizás porque no concemos la calle, nuestros carros polarizados no nos dejan inclusive recibir la luz del sol. Yo he notado esa cólera social profunda en las calles, en las carreteras. Por un pisotón en un bus, alguien puede balacearte o acuchillarte -y es lo menos-, o porque te chocó el carro por detrás y tú bajas a reclamarle, te acribilla, todos andamos enojados y eso nos está creando una mezquindad social, un cinismo nacional y sobre todo ceguera esquizofrénica. Suprimir esa cólera solo lo lograremos los ocho millones de salvadoreños -incluyendo los que están fuera del país-, ni los 80 y tanto diputados, o los cinco mil policías, o los 30 ministros o tantos fiscales y jueces podrán hacerlo. No ellos; sino nosotros, los millones de salvadoreños que incluso -por suertes- casi una cuarta parte de ellos está educándose en adquirir otras conductas: en Canadá, USA, Australia, especialmente.
Las medidas para borrarlo? El perdón como se hizo en Argentina y Chile que pasaron situaciones similares a nosotros. ¿Y qué decir de España luego de su millonada de muertos en la Guerra Civil? El Salvador jamás tuvo la polarización, ni barbarie contra la vida humana como lo hubo en España. Y miremos dónde está España ahora, ejemplar y digna. Por otro lado, necesitamos trabajadores sociales y sicólogos con urgencia, y educadores sobre todo. En Costa Rica hay un sicólogo en cada escuela y no ha pasado por lo de nosotros. En fin, el problema es complejo.
Mientras tanto, con el perdón de mis hermanos artistas, continúo este domingo escribiendo mi novela, lo cual me hace perder el temor a la muerte. Creo que la recreación espiritual puede inhibir el miedo a morir de manera cruel como murió el periodista Hernández, por citar solo uno reciente. Pero eso es SOLO UNA MEDIDA CONTRA EL MIEDO. Las medidas contra tanto muerto y violencia es más dificil de descubrir y más difícil que la palabra nuestra convenza. Yo me pronuncio porque se pida perdón... porque el perdón va más alla de la palabra, es una actitud, una conducta ciudadana, una sabiduría política. Por favor: puedes compartir con Mayra estas palabras. Saludos de Manlio
.
Lolita Bosch: Hola,soy Lolita Bosch, desde Barcelona. María Tenorio me ha mandado la web y la reenvío a algunas personas. Una iniciativa muy interesante. Te felicito y te apapacho: pasarás 100 días difíciles.Un abrazo y mucha serenidad,LOLITA.
.
Carmen González-Huguet: Durante la semana se me hace difícil, por el trabajo y todo, pero los fines de semana te puedo ayudar a escanear fotos.
En este país nunca pasa nada. Nadie hace nada. Nadie se hace responsable de nada. Nadie vio. Nadie supo. Tal parece que hasta los asesinados se mataron solitos, sin ayuda de nadie.
Así que creo que comprendo lo que sentís: la urgencia de hacer algo. ¿Qué es peor: que duela y duela tanto, o estar tan anestesiados que ya no nos duele nada y mejor nos encogemos de hombros pensando que siempre ha sido así, que es "natural" que el ser humano sea violento?
¿Cuándo vamos a hacer algo? ¿Cuando los muertos sean nuestros hijos, o cuando a los que les apunten seamos nosotros?

Comments:
Este dia 13 asesinatos
Acumulado 55

----
Neko
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?